El carrito de los camotes, una tradición urbana en la Ciudad de México y otros estados…

     

    El camote, un tubérculo cuyo cultivo estaba extendido por todo el continente antes de la conquista se convirtió en una tradición gastronómica mestiza. Los hay de piel púrpura y pulpa blanca (Camotli, en náhuatl), amarillos (Cozticamotli) y blancos (Iztacamotli). Se preapra con piloncillo y canela, y es un delicioso postre que se vende tradicionalmente en la Ciudad de México desde hace muchas décadas, en un carrito que va por sus calles con un característico silbido que los distingue. 


    Vendedor de camotes

    Obra del artista Manuel Patiño en donde plasma al típico vendedor de camotes. Publicado en el Universal Ilustrado. Imagen: Febrero 1928. Fotografía tomada de: http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/colaboracion/mochilazo-en-el-tiempo/nacion/sociedad/2017/01/28/camotero-oficio


     

    En el pueblo de San Lorenzo Malacota, Toluca, en el Estado de México, la mayoría de sus habitantes se dedica a ser camotero y muchos de ellos llegaron a la Ciudad de México para continuar con esta tradición, la cual también se ha extendido a otros estados en donde se ven los carritos del camote con su leña y se escuchan su silbido.


    El carrito de los camotes

    Carrito de camotes en las calles de la Ciudad de México. Fotografía tomada de: https://es.wikipedia.org/wiki/Carrito_de_los_camotes


     

    En este carrito se cuecen camotes y también plátanos. Es en realidad un artefacto rodante con un horno de leña que los mantiene calientes y que cuenta con un sistema de escape vertical de vapor que funciona como chimenea.


    Vendedor de camotes

     Camotero en las calles de la Ciudad de México. Fotografía tomada de: https://es.wikipedia.org/wiki/Carrito_de_los_camotes


     

    Los accesorios y materiales con los que fabrican estos carritos varían, algunos utilizan el acero, otros utilizan un bote o tambo, otros combinan el acero con láminas de inoxidable y otros han combinado el uso de un triciclo de carga como el que les mostramos en este artículo…


    Vendedor de camotes

    Camotero en las calles de San Luis Potosí


     

    Don Benigno cuenta que su abuelo le ayudó a modernizar su carrito de camotes. El compró las láminas de acero inoxidable para adaptar su triciclo de carga. Solamente el horno de leña es de acero al carbono y todo lo demás es de inoxidable, incluyendo la chimenea. 


    Vendedor de camotes


    Carrito de los camotes


    El carrito de los camotes


     

    Como podemos observar en las fotografías, el acero inoxidable brinda una imagen de higiene y limpieza, cualidades muy necesarias al momento de vender alimentos, sobre todo, para equipos de venta ambulante, expuesta a la intemperie y condiciones de smog y contaminación de la ciudad. 


    Postre de camote


    El carrito de los camotes de don Benigno se ve reluciente siempre. Menciona que ya tiene con él varios años y que lo mantiene así gracias a la limpieza que siempre le da. El acero inoxidable tiene otras cualidades que ayudan a este tipo de carritos: una larga vida útil y que requiere mínimo mantenimiento.


    El carrito de los camotes


    ¡El acero inoxidable también contribuye a modernizar, brindar una mejor imagen e higiene a los equipos y accesorios para el comercio artesanal de alimentos haciéndolos más durables y funcionales!


    La tradición del camote en México




    Referencias Bibliográficas:


    EL UNIVERSAL. Camotero, un oficio por gusto y herencia. [En línea]. Fecha de consulta: 13 noviembre 2017. Disponible en: http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/colaboracion/mochilazo-en-el-tiempo/nacion/sociedad/2017/01/28/camotero-oficio

     

    WIKIPEDIA. Carrito de los camotes. [En línea]. Fecha de consulta: 13 noviembre 2017. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Carrito_de_los_camotes

     

     

     

    Añadir nuevo comentario