¿Cómo se transforma el acero inoxidable como materia prima en objetos de distinto tamaño o forma?

    Las operaciones de transformación o de fabricación, también denominadas manufactura o producción, son el conjunto de operaciones necesarias para modificar las características de las materias primas en objetos de distinto tamaño o forma.


    El acero inoxidable se puede transformar en objetos de distintas formas a través de cuatro operaciones:


    Trabajo de corte:


     

    Consiste en someter la lámina de acero inoxidable a esfuerzos de cizallamiento entre los bordes cortantes de las herramientas hasta llevar al material al punto de fractura. 


    Corte de acero inoxidable


    Corte de acero inoxidable


    Las cizallas pueden ser utilizadas para cortar en línea recta. El punzonado es un proceso de tipo mecánico originado por cizallado. Intervienen dos herramientas, una que se coloca en la parte inferior de la lámina que se punzonará, llamada matriz, y otra que se coloca en la parte superior denominada punzón. La compresión del material genera una deformación y a medida que avanza se produce una rotura que hace que el material se separe. La figura que se corta es el desperdicio. El troquelado es el proceso inverso al punzonado, intervienen también dos herramientas, pero la matriz se coloca en la parte superior de la lámina que se troquelará y el punzón queda en la parte inferior. La figura que se corta es la pieza de trabajo que se busca.


    Existen otros métodos de corte tales como corte por chorro de agua, por láser y por plasma de los cuales hablaremos en otro artículo mostrando las ventajas de cada uno de ellos.


    Trabajo de doblado:


    La operación de doblado consiste en realizar una transformación plástica de una lámina o placa metálica para convertirla en una pieza con forma geométrica distinta a la anterior sin alterar el espesor. Se realiza utilizando como herramientas de trabajo diversos tipos de punzones y dados o matrices.


    Doblado del acero inoxidable


    Doblado del acero inoxidable


    En el doblez en “V” la lámina modifica su forma entre un punzón y una matriz en forma de V. El doblez en “L” involucra una carga voladiza sobre la lámina. En el engargolado, los dobleces permiten el ensamble entre dos láminas.


     

    Existen otras operaciones de doblado como el proceso de doblado con cilindros, rolformado o roll forming, en donde se alimentan las hojas o tiras de acero inoxidable a través de varios pares de herramientas cilíndricas acomodadas serialmente. 


    Roll forming


    Roll forming


    En el proceso de rolado, la roladora se compone de 3 cilindros dispuestos de forma triangular como se ilustra en la imagen de abajo. La hoja se alimenta entre el cilindro superior y los dos cilindros inferiores, quedando prensada entre estos. El doblez se ajusta subiendo o bajando el cilindro superior.


    Proceso de rolado de acero inoxidable


     

    Trabajo de embutido:


     

    Consiste en transformar una lámina plana en un cuerpo hueco. 


    Embutido del acero inoxidable


    Embutido del acero inoxidable


    El embutido es una operación de formación que transforma un disco de material plano de acero inoxidable en un cuerpo hueco con fondo cerrado y también se pueden crear figuras más complicadas.

     

    Trabajo de rechazado:


    El rechazado es una operación de conformado en frío en la que un disco giratorio de lámina metálica se forma progresivamente con simetría axial sobre un mandril u horma mediante una herramienta redondeada o rodillo, la cual aplica una presión muy localizada para deformar el material por medio de movimiento axiales o radiales sobre la superficie de la parte.


     

    Con el rechazado se producen formas rotacionalmente simétricas tales como conos, cilindros, entre otros.


    Rechazado (operación de conformado en frío) del acero inoxidable

     

    Recomendaciones:


    Siempre que se trabaje con acero inoxidable en cualquiera de estas cuatro operaciones de transformación es importante tomar en cuenta las siguientes consideraciones:


    1. Limpiar las mesas de trabajo.

    2. De ser posible, usar herramientas exclusivas para el acero inoxidable y libres de contaminación y herrumbre.

    3. Limpiar la superficie o zona de contacto de la herramienta antes de utilizarla.

    4. Procurar utilizar lápices o marcadores de fácil eliminación con un trapo o disolvente, en el caso de que sea necesario realizar trazos.

    5. La matriz de doblado debe estar libre de polvo o cualquier otro tipo de material.

    6. Para procesos de rolado con rodillos, los cilindros deben estar preferentemente limpios. Es recomendable utilizar rodillos recubiertos de cromo y conservarlos bien lubricados y altamente pulidos.


    Quizá te preguntes ¿Qué diferencias existen entre el acero inoxidable y el acero al carbono en algunos de estos procesos?... Para contestar esta pregunta, ve al siguiente enlace: http://blog.iminox.org.mx/?q=node/471





     

     

    Añadir nuevo comentario